¿Por qué ejercitar tu pene?

¿Por qué ejercitar tu pene?

Ejercicios para Agrandamiento del Pene

La respuesta rápida: porque como cualquier otra parte de tu cuerpo, si no la estiras, estimulas o ejercitas constantemente, esta se empieza a deteriorar mientras pasa el tiempo, y no… no es suficiente tener relaciones sexuales para ejercitar el pene, así como tampoco es lo mismo levantar algo ocasionalmente, que entrenar levantando pesas para ejercitarte.

Nuestro programa de agrandamiento del pene y aumento de tu potencia sexual se compone de ejercicios específicos para cada parte del pene, que mantendrán en la mejor forma posible tu potencia y desempeño sexual durante el resto de tu vida, sin importar la edad que tengas.

[amazon_link asins=’B00U8UMPFA,B00YACO30C,B01HMMZKAS,B01N7DM7MD,B07D2CNK19,B07D3P8ZCQ,B07DHJWKB4,B07DPVHVZV’ template=’ProductGrid’ store=’sebsell11-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4b66642c-dadb-49b1-b76c-cb53f6ebb9d6′]

¿Qué piensan las mujeres?

A nadie se le escapa que el tamaño del pene es una de las mayores preocupaciones de los hombres de nuestro tiempo, sin embargo no sólo nos preocupa a nosotros, sino que es uno de los mayores temas de conversación en reuniones y quedadas de mujeres de todo el mundo.

En más de una ocasión hemos escuchado la frase: “el tamaño no importa” o “lo importante no es el tamaño sino la destreza”, pero la realidad es una bastante distinta y totalmente contraria ya que el tamaño del pene si les importa a las mujeres, y mucho.

En todas las culturas y a lo largo de todos los tiempos, un pene grande, más ancho y más largo, ha transmitido siempre mayor virilidad, mayor masculinidad y mayor potencia sexual. Las mujeres siempre se han sentido MUCHO más atraídas por los penes de tamaño superior, y frecuentemente ni lo ocultan.

Existe una atracción visceral irresistible que no tiene en cuenta el razonamiento, es un instinto animal. Algunas mujeres suelen decir que es una cuestión “sin importancia”, ya sea por vergüenza, discreción o también por una cuestión natural muy cierta: no todas las vaginas son del mismo tamaño.

No obstante, ¿Qué mujer se puede resistir delante de un pene que la deja boquiabierta y asombrada? Que tan solo viéndolo se excita imaginándose todo el placer y éxtasis al que la llevará. ¿Acaso no somos nosotros los hombres iguales? Que nos sentimos más atraídos por unos senos duros (por no decir grandes), o por un trasero bien formado y firme. Lo mismo vale para las mujeres con respecto al pene, así como todos los demás atributos sexuales que puede tener un hombre, es una atracción primitiva que cualquier antropólogo puede explicar con mayor detalle.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito